Hannah Höch | la «nueva mujer»

Hannah Höch es una de las menos reconocidas artistas Dada de la Historia del Arte.

Sin embargo, su contribución es seminal, en una época en que la Modernidad se asumía y el papel de la mujer ganaba nuevos cambiantes.

Hannah HochA self portrait by the German artist Hannah Höch, c.1926

https://en.wikipedia.org/wiki/Hannah_H%C3%B6ch#/media/File:HannahHoch.jpg

 

 

 

 

Hannah Höch

(Gota, Alemania, 1 de noviembre de 1889 — Berlin, Alemania, 31 de Mayo de 1978) fue una de las más importantes artistas del movimiento dadaísta y precursora de la fotomontaje.

Puede conocer la biografía de la artista AQUI.

En Hannah Höch, tenemos el Dadaísmo que se mueve en los meandros de la crítica política y social con acentuada franqueza.

Los tres temas centrales de los trabajos de Höch son:

  • la androginia,
  • la «nueva mujer»
  • y el discurso político,

en una imagen creada a partir de una miríada de diferentes fragmentos.

Hannah Hoch-self portrait

Presumible auto retrato

http://onartetc.blogspot.com/2012/04/hannah-hoch.html

El dadaísmo

El dadaismo surgió en Suiza, en plena Primera Guerra Mundial.

Durante este período, Suiza se mantuvo neutral, acabando por albergar a numerosos intelectuales, que pretendían refugiarse de los horrores de la guerra.

La fuerza creadora es densa y, fruto del ambiente de conflicto, se caracteriza por la revuelta y el nihilismo.

 

Cabaret VoltaireEl Cabaret Voltaire, en Zúrich, fue el lugar de reunión de los artistas que vendrían a crear el Dadaísmo.

Algunos de estos artistas: Tristan Tzara, Hugo Ball e Hans Harp. El grupo pretendía ser más una reacción a la sociedad burguesa que el estilo artístico per se.

En vez de los movimientos de vanguardia antecedentes, cuya designación explicaba de alguna manera su esencia creadora, Dada no intenta crear un estilo y no quiere (de ninguna manera) satisfacer al público.

El Dadaísmo atribuye poder ilimitado al artista, que puede hacer de cualquier material, objeto o amalgama de lo que sea, su obra de arte – todo en prole de la búsqueda por una reacción del público.

Los procesos de deconstrucción y destrucción de la imagen se utilizaron con el propósito de recrear.

El artista Dada era invitado a usar su imaginación al nivel más extremo y absurdo, dando fuerza a una fuente de imaginación inagotable, perfectamente espontánea, primitiva e incluso inconsciente e irracional.

Schnitt mit dem Küchenmesser durch die letzte Weimarer Bierbauchkulturepoche Deutschlands

Traducción libre: Cortado con la Cuchilla de Cocina Dada a través de la última Época Cultural de Barriga de cerveza de Weimar en Alemania, 1919-20, Nationalgalerie – Staatliche Museen, Berlim.

Hannah Hoch Cut With the Kitchen Knife

Formada de una amalgama de recortes aparentemente sin cohesión o orden, reuniendo elementos de naturalezas diferentes, como palabras, retratos y partes de motores y maquinaria y paisaje urbano. Los colores dominantes son los del papel envejecido, pero llama la atención una banda azul en la esquina superior izquierda.

Muchas de las fotomontajes de Hannah Höch son abiertamente políticas, caricaturando (en este caso) el pretenso socialismo de la (a la época recién instituida) república de Weimar y simultáneamente ligando los movimientos sufragistas femeninos con la revolución política de izquierda. De ahí que este montaje haga el papel de crítica directa al enorme fracaso de la democracia de la república de Weimar, combinando imágenes de varias figuras políticas, estrellas del mundo del deporte y artistas Dada, así como imágenes que reflejan la industrialización de la ciudad.

Höch llega incluso a poner en confrontación el movimiento Dada con la sociedad establecida de aquella época:

  • En la esquina superior derecha, vemos combinadas imágenes de figuras anti-Dada, como elementos del Gobierno y representantes del Antiguo Imperio Prusiano;
  • En oposición, el collage integra a continuación fotografías de Raoul Hausmann (es su retrato que vemos junto a las palabras «Die größe dada»).

El efecto inicial es de confusión total, de anarquía. El conjunto parece una inmensa explosión de imágenes, lo que le da un primer impacto fenomenal. Al cabo alguna observación comienza a se descubrir una especie de narrativa sin nexo (se mantiene siempre un cierto non-sense) que atrapa la atención.

Aprender más sobre historia del arte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Newsletter

Menú