¿Qué es una obra de arte? Como interpretar.

Newsletter

Una pequeña reflexión sobre sobre lo que es una obra de arte y como interpretar.

La interpretación de las obras de arte consiste en el análisis de los elementos contenidos en ellas. De esta manera, el espectador comprenderá mejor lo que el artista quería transmitir cuando produjo la obra de arte. Comprenderá lo que es una obra de arte y su mensaje.

La interpretación de las obras de arte es, por lo tanto, un proceso complejo y no siempre fácil de realizar.

 

No debemos olvidar que una obra de arte es un objeto de disfrute estético, sino también un testimonio y una fuente histórica en relación con el momento en que se produjo.

Por lo tanto, transmite sentimientos y emociones, pero también información histórica relevante.

Tampoco podemos olvidar que, en la interpretación de las obras de arte, el observador ya ha internalizado una gran cantidad de información. En relación con la obra, el artista, el estilo o el movimiento artístico. Esto significa que cuando el observador tiene su primer contacto con una obra, su reacción rara vez es estrictamente sensorial o emocional.

Frente a una famosa obra de arte, por ejemplo, tendremos la reacción emocional del observador, pero también la identificación de los elementos históricos presentes (que van desde imágenes hasta técnicas y colores). Esta primera lectura es «filtrada» por la experiencia e información internalizada por el observador (consciente o no).

que es una obra de arte

Si queremos intentar responder la pregunta: ¿qué es una obra de arte? tendremos que pensar que esto es simultáneamente:

  • objeto (un objeto físico con todos los aspectos relacionados con su materialidad).
  • mensaje (lo que el autor quería transmitir).
  • información (lo que revela en relación con el contexto de producción).
  • sensación y emoción (lo que siente el observador frente al obra).
  • interpretación (lo que el observador «lee» de acuerdo con sus experiencias, conscientemente o no).

Yolanda Silva  autor del curso Análisis de obras de Arte nos da algunas indicaciones sobre la interpretación de las obras de arte y los aspectos generales a considerar.

que es una obra de arte y como interpretar

Como nos dice Heidegger (El Origen de la Obra de Arte):

«La obra da a conocer públicamente algo más, nos revela otra cosa; la alegoría. A la cosa fabricada se reúne también, en la obra de arte, algo de otro. (…) La obra es simbólico.»

Puedes leer un resumen en este enlace.

Por lo tanto, y siguiendo el pensamiento lógico de Heidegger, es necesario, al leer una obra de arte, descifrar el pensamiento del artista en el momento en que creaba su obra. Esta lectura le retira el carácter de «cosa» (das Dinghaft, según Heidegger) para transformarla en algo más. La obra es madera, es piedra, es tela, sí; pero no solamente eso. Ella tiene ese elemento «de cosa», pero aun así hay algo más, porque hay un significado intrínsecamente conectado a la «cosa»; un significado que ha sido asignado por el propio artista cuando trabajó la madera, esculpió la piedra o pintó el lienzo.

De este modo, debemos buscar la verdadera esencia dominante en su producción, analizando cada detalle de producción atentamente, y «preguntar a la obra que es y cómo es» (Heidegger).

que es una obra de arte y como analizar

¿Entonces, como analizar una obra de arte, cualquiera que sea su naturaleza?

que es una obra de arte Tipos de Análisis

El análisis puede ser objetivo (o visual) – describe los elementos como son vistos -, o subjetivo (o simbólico) – describe nuestros sentimientos cuando admiramos la obra.

También podemos analizar una obra según un punto de vista formal (o estético) que analiza toda la sintaxis visual (composición), con el contexto histórico, la temática, la organización de elementos – lo que implica una investigación más alargada.

Como una lectura puede ser muy dependiente de las sensaciones que la obra provoca en cada uno de nosotros, se encuentran establecidos algunos elementos básicos para la lectura de una obra de arte. Por lo tanto, deben tener-se en cuenta estos criterios comunes: épocatécnicatema y recursos utilizados por el artista.

Así que antes de iniciar la lectura, y siempre que sea necesario recurrir a la investigación, debemos:

1)      Obtener datos sobre el autor (fecha de nacimiento y muerte, origen social, formación, otras obras…);

2)      Reconocer el tema (escena religiosa, histórica, mitológica, alegórica, retrato, paisaje,…; si está expuesta, y cuál fue su primera aparición pública, etc.);

3)      Analizar el asunto (es decir, una descripción de lo que se encuentra representado, lugares, marcos, personajes, acciones, etc.).

Si es el caso, también podemos añadir datos relativos al local donde está, creando un subtítulo breve: autor, título, fecha de ejecución, soporte, dimensiones, lugar de conservación/exposición.

Cuando describimos una obra, debemos comenzar por anotar todas nuestras primeras impresiones. Podrán ayudarnos en una fase posterior de nuestro análisis. Sin embargo, hay que tener en cuenta que debemos siempre justificar nuestras conclusiones para que otros se puedan relacionar con ellas y, de este modo, entenderlas.

Podemos, por ejemplo, establecer comparaciones entre obras o incluso entre artistas y considerar alternativas que podrían haber sido escogidas por los artistas o lo que podría haber afectado a sus elecciones en esa obra en particular.

Por fin, debemos concluir nuestro análisis con una descodificación de los significados (reales o simbólicos) de la obra en análisis.

Y acuérdense: todo lo que sea realmente observable en la obra es digno de anotación y motivo de análisis.

Te pueden interesar los cursos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rellena este campo
Rellena este campo
Por favor, introduce una dirección de correo electrónico válida.
Necesita estar de acuerdo con los términos para continuar

Newsletter

Menú